Día de muertos

El día de los muertos es una festividad más típica de México, a través de la cuál se honra a los difuntos, y cuyo origen es anterior a la llegada de los españoles; este festejo se ha comunicado también a algunas comunidades de Centro América y a los lugares de estados Unidos donde existen mayores poblaciones de mejicanos. La celebración del Día de los Muertos, fue declarada obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, por la UNESCO en el 2003.

Existen registros de esta celebración, procedentes de las etnias Mexica, Maya, Purépecha, Nahua y Totonaca; estos rituales en honor a los difuntos vienen de hace al menos tres mil años, y tenía lugar en el noveno mes del calendario solar Mexica, cerca de agosto. La encargada de presidir el festejo, era la diosa de la muerte Mictecacíhuatl, esposa del señor de la tierra de los muertos Mictlantecuhtli.

Con la llegada de los misioneros a la América del siglo XVI y su poca comprensión por celebraciones de este tipo, que estarían contrapuestas con la adoración al dios cristiano, se decidió que sería mejor que se adoptase alguna festividad cristiana en aquella fecha, para no obligar a los indígenas a desprenderse de un día de celebración, considerado sagrado, sino solamente trastocar el seno de la festividad por algo más secular.

Hoy en día, la figura de la diosa Mictecacíhuat se ha reemplazado por la Catrina, y los símbolos más notables siguen siendo los cráneos; se destaca también la variedad gastronómica de bizcochuelos y postres, donde sobresalen las calaveras de dulce, con el nombre escrito de alguien fallecido, que es comido por parientes cercanos.

Cada uno de los elementos que hace parte del altar y las ofrendas para los muertos, tiene una significación particular; comenzando por la fotografía del difunto, se pone para recordarlo y hacerlo visible y presente dentro de la celebración. Se cree también que el alma de dicho difunto les visitará…

El altar que se realiza en casa, es organizado por todos los miembros de la familia, esperando que su pariente fallecido venga de regreso el 2 de noviembre, para compartir con ellos todo un día consolándolos por su pérdida. Por este motivo se organiza una ofrenda en honor al difunto,…

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar