¿Cómo quitar las uñas de gel?

En caso de no poder asistir a un profesional para que te quite las uñas de gel, puedes recurrir a diferentes técnicas caseras. No hay que intentar arrancarlas porque la uña natural también puede desprenderse y es muy doloroso.

Los procedimientos caseros para quitar uñas de gel incluyen el remojado, limado y pelado de las uñas de gel. El remojado de las uñas en acetona es el primer método para retirar uñas de gel. No se trata de usar quitaesmaltes tradicional, sino acetona pura, un componente mucho más potente. Su utilización permite disolver el adhesivo de la uña de gel y facilitar su retiro.

Pon acetona en una taza, coloca la taza en un recipiente más grande con agua caliente. Deja que la taza de acetona se temple por 5 minutos y protege tus dedos con vaselina para evitar la resequedad. Puedes remojar las uñas directamente en la taza, o usar papel aluminio, depende del nivel de resistencia de tu piel. Si notas irritación o sequedad excesiva, es preferible trabajar uña por uña para retirarlas con papel aluminio y algodón con acetona.

Las otras dos opciones son limar las uñas o pelarlas cuando ya se empiezan a descascarar por su cuenta debido al paso del tiempo.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar