¿Cuándo se podan los rosales?

Los rosales son plantas muy idóneas para decorar un jardín y hacerlo más atractivo. Cuando florecen, lo llenan de fragancia y color, con sus bellísimas rosas rojas, blancas, amarillas o de otras tonalidades.

Para que los rosales sean, no sólo bonitos, sino también fuertes y sanos, necesitan unos cuidados especiales, y de entre ellos uno de los más importantes es la poda.

Antes de nada, deberemos tener en cuenta que para podar el rosal de manera correcta necesitaremos unas tijeras especiales para ello y cuidar que estén bien afiladas, ya que tenemos que conseguir que el corte sea limpio.

En primer lugar, teniendo en cuenta que cuando salen las nuevas rosas lo hacen encima de los brotes del año, deberemos podar la planta por lo menos una vez al año. El mes más idóneo para ello es marzo, un mes en que se han dejado atrás ya las heladas y las temperaturas empiezan a subir. Hacia el mes de noviembre es conveniente podar nuevamente todos nuestros rosales, ya que entonces podremos librarlos no sólo de las flores que ya se han marchitado, sino también de los restos de madera muerta, o, lo que es lo mismo, de las ramas que no se vean sanas. Deberemos vigilar de conservar bien las ramas jóvenes y aquéllas que contengan yemas, para que sigan brotando rosas de ellas.

Algo que hemos de tener en cuenta es que al podar una rama deberemos hacer el corte de manera biselada, y, por supuesto, cortando siempre por encima de una yema.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar