El tiburón blanco

El tiburón blanco posee unos dientes muy afilados https://quitamelacorrea.files.wordpress.com

El tiburón blanco es una especie perteneciente a la familia de los lamniformes. Se trata de un gran depredador, siendo una de sus principales características su gran tamaño, que ha hecho que sea conocido como “gran tiburón blanco”. Asimismo, recibe también los nombres de “jaquetón” y “puntero blanco”.

A pesar de su mala fama, el tiburón blanco no suele atacar al hombre, y cuando lo hace suele ser debido a una confusión.

Este tiburón, en su edad adulta, tiene un peso que oscila entre los 680 y los 1100 kilos, mientras que de longitud es, de promedio, de entre 4 y 6 kilos, aunque se han encontrado ejemplares de mayor tamaño. Hay que tener en cuenta que se trata de un animal que crece constantemente, no dejando nunca de hacerlo. Ello significa que cuantos más años tenga un tiburón blanco mayor será su tamaño.

El tiburón blanco no suele atacar al hombre

http://www.dogguie.net

El cuerpo del tiburón blanco es muy robusto y con una forma alargada. La cabeza tiene una forma similar a la de un torpedo, siendo muy característica su boca, que es redonda y con el borde de color blanco. En cuanto a sus dientes, son muy afilados y se encuentran dispuestos en hileras. Respecto al número de los mismos, es imposible fijar una cantidad concreta, ya que se les regeneran constantemente y, cuando uno de ellos se daña o se les cae, enseguida les salen otros nuevos. Lo más aproximado que se puede decir es que tienen 7 hileras de dientes, con unos 30 en cada una de ellas.

Las fosas nasales del tiburón blanco son muy estrechas, y sus ojos se sitúan en ambos lados de la cabeza, y se caracterizan por ser muy negros y redondos. Dicha situación les proporciona un amplio campo de visión, que les resulta muy útil tanto para defenderse de otros depredadores como para hacerse con sus presas.

La piel del tiburón blanco es de color entre marrón y gris, con el vientre de color blanco, y posee unas pequeñas escamas, los dentículos.

En cuanto a las aletas, tiene 4 dorsales, dos de las cuales se encuentran situadas muy próximas a la aleta caudal, que destaca por estar muy desarrollada. Cabe destacar también la aleta que tiene en el lomo, que se le ve perfectamente cuando nada, y que todos reconocemos enseguida por el gran temor que despierta.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar