Gato Persa

El gato persa es afable y cariñoso http://www.abc.es

El gato persa, como su nombre nos indica, procede de Persia, país que actualmente conocemos con el nombre de Irán. Fueron introducidos en el continente europeo a principios del siglo XVII, siendo Italia el primer país al que llegaron. De todas maneras, cabe aclarar que el gato persa que conocemos en la actualidad proviene de Turquía, en concreto de su gato de Angora, y fue traído a Europa a finales del siglo XIX, ante la demanda de la aristocracia, que deseaba tener gatos con el pelo largo.

El gato persa está considerado como un animal con aires aristocráticos, y se caracteriza por su cabeza, que es ancha y muy redonda, con un hocico corto y unos ojos muy grandes, bastante separados, y que suele mantener siempre muy abiertos. Las orejas son pequeñas, y la nariz se sitúa prácticamente a la altura de los ojos.

Es un animal de tamaño mediano tirando a grande, siendo su cuerpo muy musculoso y robusto.

Una de las características de este gato, y que más llama la atención, es su pelaje, muy abundante, largo y sedoso. Puede ser de muchos colores, tanto liso como con tonalidades combinadas.

Son ideales como mascotas por su carácter afable, tranquilo y cariñoso.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar