Gato siamés

El gato siamés destaca por su pelaje http://www.mundogatos.com

Aunque no se sabe a ciencia cierta si el gato siamés, tal como nos indica su nombre, procede de Tailandia (antiguamente Siam), sí se tiene conocimiento que la familia real de dicho país tenían antaño gatos de esta raza. Se cree era porque en Siam se consideraba el blanco como color sagrado, y al serlo el gato siamés al nacer se le concedía este atributo.

Se trata de animales muy sociables y cariñosos, con una gran curiosidad, pero que no son nada sumisos, mostrando enseguida su desagrado ante cualquier situación que lo contraríe.

El siamés se distingue por su cuerpo estilizado y elegante, esbelto y musculoso, su cabeza en forma triangular y sus ojos almendrados, sus grandes orejas y su largo cuello. Pero lo que lo hace más peculiar es su pelaje, muy fino y suave, de color más oscuro en las zonas de la cara, orejas, cola y patas.

Dentro del gato siamés se distinguen dos especies: aquél al que solemos todos llamar siamés, o siamés moderno, y otro que recibe el nombre de siamés tradicional, también conocido como Thai. De hecho, son pocas las diferencias que separan a ambas especies, entre ellas el que el siamés tradicional tiene las formas más redondeadas.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar