Gatos Himalayos

El gato persa sigue a sus dueños por todas partes http://www.mundogatos.com

Aunque en Estados Unidos se considera al gato himalayo como una raza, en otros lugares está considerado una variedad del gato persa, del cual tiene la misma estructura y morfología. De hecho, en Europa se le define como un gato persa con los mismos colores que el gato siamés.

A pesar de su nombre, no es originario del Himalaya, sino que se le llama así simplemente por su semejanza con otro animal que sí procede de dicho lugar: el conejo del Himalaya.

Como hemos dicho, su apariencia es la de un gato persa, es decir, cuerpo robusto, patas cortas y cola larga, aunque con un aspecto levemente más ágil. Lo distinguen sus colores, el cuerpo blanco o beige y con las marcas igual que el gato siamés, en el hocico, las orejas, las patas y la cola. Sus ojos son de color azul.

En cuanto a su carácter, es un gato muy tranquilo y cariñoso, y les gusta mucho estar junto a sus dueños, a los que suele seguir a todas partes. Es un animal poco activo, al que le gusta pasearse lentamente por la casa y dormitar en cualquier rincón. No son nada agresivos, y su instinto de defensa es considerablemente bajo.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar