Picaduras de hormigas

No debemos acercarnos nunca a un nido de hormigas rojas http://e-plagas.com

Las hormigas son insectos pertenecientes al orden de los himenópteros, y, aunque se conocen de ellas 13.000 especies, se calcula que en realidad existen unas 22.000.

La ciencia que estudia las hormigas se llama mirmecología, y de ellas llama a atención, entre otros muchos factores, su manera de vivir, en colonias muy estructuradas y jerarquizadas, en las que las hormigas trabajan como un todo, buscando el bien de la colectividad.

Físicamente, la hormiga es un insecto muy fácil de identificar, con una cintura muy estrecha y el cuerpo dividido en tres secciones. Tiene también unas antenas en forma de ángulo.

Una de las formas que tienen las hormigas de defenderse es picando, y algunas especies pueden resultar muy dolorosas cuando lo hacen, e incluso letales.

En nuestro país, una de las hormigas cuya picadura resulta más dolorosa es la hormiga de fuego, conocida también como hormiga roja. Para evitar que nos piquen debemos procurar no acercarnos al nido, donde suelen picar, agarrándose a nosotros varios ejemplares a la vez.

Si nos pican, y después de sacárnoslas a todas de encima, una a una si es preciso, deberemos intentar mantener elevada la zona afectada hasta lavarnos con agua y jabón. Seguidamente aplicaremos un paño de agua fría en la picadura, para tomar, posteriormente, un antihistamínico o nos pondremos una crema de hidrocortisona.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar