¿Por qué murió Michael Jackson?

El día 25 de junio del año 2009 el mundo se conmovía ante la noticia de la inesperada muerte del cantante Michael Jackson. Y si la vida del Rey del Pop, como era conocido, estuvo llena de intrigas y polémica, su muerte no lo estuvo menos.

Desde el principio, fue evidente que la verdad sobre la muerte de Jackson tardaría tiempo en conocerse o, incluso, que no llegaría a saberse nunca.

Conrad Murray era el médico personal del cantante y fue quien lo halló en estado de inconsciencia. Ante el rumor de que a Michael le había sido inyectada petidina (un narcótico analgésico), lo negó, aunque sí reconoció que le había inyectado propofol, un fuerte anestésico que sólo debe suministrarse con un equipo apropiado para controlar el “despertar” del paciente y poder reaccionar adecuadamente en el caso de que surja algún problema. Equipo del que, desde luego, Murray no disponía.

A finales de agosto el Juzgado califica la muerte de Michael de homicidio, afirmando que el motivo de la muerte es una mezcla de propofol y un tipo de benzodiapecina conocida con el nombre de “lorazepam”, e incluso se cambia el certificado de defunción, en el que se hace constar esta teoría. Más tarde se sabría también que el doctor Murray, cuando encontró al cantante inconsciente, había limpiado el lugar de algunas pruebas, antes incluso de pedir ayuda.

A finales del año 2011 el médico es declarado culpable de haber administrado propofol al cantante, producto que éste consumió junto con tranquilizantes, y es condenado a  4 años de cárcel.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar