¿Por qué se inflaman los ganglios?

Como todos sabemos, los ganglios linfáticos forman parte del sistema inmunitario, encontrándose repartidos casi por todo el cuerpo. Su misión es esencial, ya que se encargan de reconocer cualquier cuerpo extraño que haya en nuestro organismo, como un microbio o una infección, y, al mismo tiempo, de combatirlos.

Los ganglios linfáticos tienden a inflamarse a menudo, lo cual puede ser debido a distintas causas, aunque la mayor parte de veces se debe a la existencia de una infección, como los resfriados, las gripes, los abscesos dentales, la infección del oído, la inflamación de las encías o la amigdalitis. En estos casos suelen inflamarse de repente y ser dolorosos.

También pueden inflamarse los ganglios linfáticos por la existencia de algún transtorno del sistema inmunitario, como el SIDA o la artritis reumatoidea, o por la existencia de algún tumor o cáncer, siendo los más frecuentes en este caso la leucemia o la enfermedad de Hodgkin. En estos casos suelen aparecer de manera lenta y sin dolor.

Por otro lado, existen algunos medicamentos que pueden afectar a los ganglios inflamándolos, como los anticonvulsivos o la vacuna contra el tifus.

Las partes del cuerpo en que se pueden palpar fácilmente los ganglios son: detrás de los oídos, debajo de la barbilla y de la mandíbula, la axila y la ingle.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar