¿Por qué se producen los terremotos?

La corteza terrestre está formada por placas, las cuales se están moviendo constantemente, aunque, por supuesto, nosotros no nos damos cuenta de ello. Durante su movimiento, algunas veces estas placas encuentran algún obstáculo en su camino, y, puesto que siguen avanzando, lógicamente chocan contra el mismo, produciéndose entonces el terremoto, que también conocemos con el nombre de seísmo.

También debemos tener en cuenta la existencia de las llamadas “fallas”, que son unas grietas que se han formado en la corteza terrestre. Las placas antes mencionadas, en su movimiento incesante, también chocan a veces con estas fallas, provocando un terremoto. Por supuesto, las zonas en que hay más fallas son las que tienen más posibilidades de sufrir terremotos, como sucede en la ciudad de San Francisco, asentada encima de la conocida como falla de San Andrés.

Tanto los terremotos producidos por interponerse un obstáculo en el desplazamiento de las capas de la corteza terrestre, como los originados al chocar éstas contra una falla, reciben el nombre de terremotos tectónicos.

A veces, aunque con menor frecuencia, los terremotos pueden producirse en zonas de origen volcánico debido a la fuerza expansiva de los gases y lava, que desplazan la tierra a su alrededor ocasionando también un terremoto, que es este caso recibe el nombre de terremoto volcánico.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar