¿Por qué se tapan los oídos?

Para responder a esta pregunta primero deberemos conocer, aunque sea de una manera básica, cómo es el órgano del oído y de qué partes se compone.

Todos sabemos que el oído se divide en tres partes: extremo, medio e interno. El oído medio tiene una cavidad llena de aire, y cuando dicho aire tiene una presión diferente a la que hay en el ambiente, ya sea mayor o menor, se rompe el equilibrio produciéndose el taponamiento. Aquí es cuando entra en funcionamiento la trompa de Eustaquio, que comunica la cavidad del oído medio con la parte trasera de la nariz y es la parte encargada de compensar estos cambios de presión. Pero a menudo la trompa de Eustaquio se bloquea, tapándose entonces los oídos.

El bloqueo de la trompa de Eustaquio y el consiguiente taponamiento de los oídos puede producirse por diversas causas, siendo las más frecuentes:

  • La congestión nasal
  • La otitis
  • Los cambios bruscos de la presión atmosférica, como los que se dan al viajar en avión o al nadar en profundidades. En estos casos el taponamiento puede ir acompañado de dolor.
  • La existencia de un tapón de cerumen

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar