¿Por qué tengo tanto sueño?

Se supone que si dormimos las horas necesarias deberíamos levantarnos descansados y activos, listos para afrontar las tareas diarias. Sin embargo, son muchas las personas que dicen levantarse cansadas y sin ánimos, sin energía y con sueño, el cual les acompaña en muchos casos durante todo el día. Y ello, a pesar de haber dormido las horas que el organismo precisa para reponer fuerzas.

Este problema tiene su origen en el hecho de no haber tenido un sueño reparador  y profundo. Ello se puede deber a distintas razones, como al hecho de dormir rodeados de ruidos, lo cual hace que nos despertemos a menudo durante la noche, pese a que puede ser que al día siguiente no lo recordemos. Si nos dormimos con la radio o televisión encendidas, puede ocurrir lo mismo y estar en ello el origen de nuestro cansancio.

Si nos acostamos llenos de preocupaciones y estresados lo más probable es que tampoco consigamos disfrutar de un sueño reparador. Como tampoco lo haremos si por la noche no tenemos la temperatura adecuada y sufrimos frío o calor.

Existen también dolencias o enfermedades que influyen en que no tengamos un descanso correcto, como las obstrucciones nasales, los problemas cardíacos o la obesidad.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar