¿Qué hacer cuando estás aburrida o aburrido?

Decimos que estamos aburridos cuando no tenemos nada que nos distraiga o que despierte nuestro interés, lo cual nos lleva a un estado de ánimo que nos disgusta. Hay personas que dicen aburrirse a menudo, y que quizás deberían pensar a fondo en el sentido de la siguiente frase: “El aburrimiento es algo opcional, ya que hay miles de cosas para hacer en el mundo”.

Y efectivamente así es. Dejando aparte la cuestión laboral, y planteando este tema sólo desde el punto de vista del ocio, las actividades que podemos realizar son tantas que no deberían dejar lugar al aburrimiento.

Según estudios llevados a cabo, parece que las personas extrovertidas suelen aburrirse más que las que son introvertidas. Aunque a simple vista pueda parecer raro, es algo lógico si tenemos en cuenta que los introvertidos suelen ser personas más creativas. Y, con creatividad, difícilmente se aburre uno.

Los espacios de tiempo en que no tenemos ninguna obligación ni tareas a realizar podemos aprovecharlos para adquirir más conocimientos, ya sea leyendo o estudiando, o para mantenernos en forma, saliendo a correr, nadando o practicando cualquier otro deporte que nos guste.

El contacto con la naturaleza siempre será positivo, por lo que los paseos y excursiones por el campo son muy recomendables, y además nos sentiremos más relajados.

Otra buena opción es realizar algunos trabajos manuales, que no sólo despertarán nuestra creatividad sino que al mismo tiempo nos permitirán crear objetos bonitos para decorar nuestra casa o a los que podemos dar una utilidad, como hacer un bonito muñeco o confeccionar una atractiva colcha a nuestro gusto.

Coleccionar distintos objetos, pintar nuestra casa de atractivos colores, salir a recoger setas, salir a pasear y a jugar con nuestro perro, buscar amigos para pasar un agradable rato jugando a cartas o a algún interesante juego de mesa, aprender a cocinar nuevas recetas, dibujar, escribir, hacer un bonito puzzle y convertirlo después en un cuadro para nuestra casa, escuchar música, mirar una buena película o estudiar las estrellas por la noche, son sólo una pequeñísima parte de todas aquellas cosas que la vida nos ofrecen y de las cuales lo único que debe preocuparnos es que por muchos años que vivamos nunca tendremos tiempo de experimentarlas todas.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar