¿Quién descubrió la célula?

El descubrimiento de la célula se atribuye al científico inglés Robert Hooke, nacido en la isla de Wight en el año 1635.

En efecto, Hooke  llevó a cabo una serie de experimentos con corcho, descubriendo con su microscopio que dicho material tenía unos poros a los que él llamó celdillas por su semejanza a un panal. Posteriormente, se dió cuenta de que esta especie de poros se encontraban presentes en todos los organismos vivos.  El mismo Hooke les puso el nombre de células, y en el año 1665 habló de ellas en una de sus publicaciones.

No hay ninguna duda de que el descubrimiento de Hooke es de una grandísima importancia, hasta el punto de marcar, dentro del mundo de la ciencia un antes y un después, ya que permitió posteriores descubrimientos que supusieron un gran avance para la medicina o la biología.

Más tarde, ya en el siglo XIX, se desarrolló la teoría celular, de suma importancia científica, en la que se afirma que todos los seres vivos están formados por células, y que toda célula es autónoma y generadora de vida, proviniendo cada una de ellas, a su vez, de otra célula, conocida con el nombre de célula madre.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar