¿Quién paga el impuesto de transmisiones patrimoniales?

El impuesto de transmisiones patrimoniales, conocido también con las siglas de ITP/AJD, es un impuesto indirecto que se paga en las ampliaciones de capital o patrimonio o en algunos tipos de compra-venta.

Las operaciones que quedan gravadas con tal impuesto son las siguientes:

-Las transmisiones patrimoniales, como pueden ser las de una vivienda o las de un coche, siempre que la transmisión sea onerosa. En este caso tiene que pagar el impuesto la persona que adquiere el bien, es decir, quien compra el piso o el coche de segunda mano, y la cantidad a pagar será un porcentaje del valor de lo comprado.

Actos juridicos documentados, como una escritura pública. Al igual que en el caso anterior, el impuesto deberá pagarlo la persona que adquiere el bien objeto de la escritura en cuestión, es decir, el comprador. Por ejemplo, si lo que se escritura es la propiedad de una casa, pagará quien vaya a ser su nuevo propietario y por tanto el titular de la escritura.

Operaciones de sociedades,como un aumento de capital. En este caso están obligados a pagar el impuesto de transmisiones la sociedad o los socios que forman parte de la misma, y el importe a pagar será un 0’5% del capital.

Este impuesto se abona a las Comunidades Autónomas, lo cual debe hacerse durante los 30 días siguientes a la realización de la acción originaria del impuesto.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar