Mis padres no me valoran ¿Cómo superar esta situación?

Siento que mis papás no valoran nada de lo que hago, absolutamente todo les parece mal.

¿Alguna vez sentiste que tus padres no te valoraban?, ¿Crees que quizá sí no hubieras tenido tantos defectos, ellos pudieran valorarte más? Seguramente tu respuesta fue que sí, y no es para menos. Esta situación la viven miles de jóvenes, aunque no parezca cierto.

Sentir que los nuestros nos valoran, no hace más fuertes, más capaces de afrontar la vida. Por el contrario, cuando sentimos que no tenemos valor, nos vemos expuestos a hacer cualquier cosa para conseguirlo. Lamentablemente, esto se debe a la falta de creencia en uno mismo.

Sin embargo, es inevitable sentirnos mal cuando son nuestros papás, quienes no nos valoran, ni valoran el esfuerzo que hacemos.

Pero…


¿Por qué piensas que tus papás no te valoran?
Tiene que existir uno o muchos motivos por los cuales pienses que tus padres no te valoran. Es necesario que los descubras para finalmente poder plantearte una solución.

No apoyan tus sueños
Es frustrante cuando tenemos un sueño, por el cual damos todo, pero parece ser que a papá no le agrada. Por ejemplo, ser amante del futbol, levantarse muy temprano, ir a entrenar, comer sano, etc.

Y que por las noches tus papás te digan que nunca llegarás a ser un jugador profesional, que mejor te enfoques en otra cosa. Eso sí que desmotiva, ¿Acaso no ven que me estoy esforzando?

No son amorosos contigo
Podrías no sentirte valorado, porque tus padres no te expresan verbalmente que te quieren, quizá no te abrazan, no te sonríen, y todo parece monótono.

Cuando sacas buenas calificaciones, te dicen que vas bien y que sigas así. Pero nada más, es como si no les importará.

Te regañan constantemente
Quizá sientas que tus papás no te valoran, porque lo único que hacen es regañarte por las cosas que haces mal. Y no se acuerdan de tus buenas acciones.

No pasan tiempo a tu lado
Solemos sentirnos solos, cuando nuestros papás pasan cada vez menos tiempo con nosotros. Y en vez de acompañarnos un sábado a ver una película en casa, deciden trabajar y dejarnos dinero.

Nunca te felicitan
¡Te has esforzado tanto! Vas a casa a contarles a tus papás esa buena noticia. Pero lo único que recibes es un : Qué bueno, está bien, sigue así.

¿Qué hacer cuando tus padres no te valoran?
En base a los escenarios planteados anteriormente, ahora vamos a dar las soluciones más fáciles y convincentes. Para que no te afecte que tus papás no te valoren, para que empieces a ver la situación, como un nuevo reto que te inspire a ser mejor.

Cree en ti
Si crees en ti mismo, no habrá nada que pueda destruirte. Piensa que cuando tienes una fe ciega en ti, ves todos los obstáculos como retos. Y si tu madre te dice, que no eres capaz, en vez de ponerte triste o enojarte, dirás: Yo sé que sí, se lo demostraré.

Acércate más a tus padres
En la adolescencia, a veces nos comportamos de manera muy independiente, es algo normal. Esta actitud puede alejar a los padres o acercarlos aún más.

Si sientes que tus papás no son cariñosos contigo, no es porque no te valoren, sino porque quieren respetar esta etapa que estás pasando y quieren evitar incomodarte.

Lo que puedes hacer para sentirte más amado y valorado es tomar la iniciativa con ellos. Acércate y abrázalos, diles que los quieres, que estás agradecido con ellos. Hacer esto, hará que tus padres te correspondan con ese cariño.

Evita hacerlos enojar
No puedes sentirte no querido, solo porque tus papás te regañan constantemente. A veces nuestra actitud, es la que provoca que nuestros papás se distancien o prefieran no alargar la situación. Evita hacer cosas que enojen a tus papás.

Date tiempo para ellos
Si sientes que tus padres ya dejaron de pasar tiempo contigo, plantéate sacrificar algunas horas de tu tiempo libre para que pases con ellos. Hazles saber que los necesitas y quieres estar a su lado.

Felicítate tu mismo y no dependas de los demás
No siempre te van a felicitar por algo que logras. Quizá para ti sea el mayor sueño de tu vida. Pero debes comprender que no todos tienen esa misma expectativa. Y a veces tus papás tampoco.

Por eso, mejor aprende a sentirte contento contigo mismo. Qué no te importe la opinión de los demás, porque no siempre estarán allí.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar