Qué hacer si tus padres están enfadados contigo

Tus padres están enfadados contigo, ¿Tienen un motivo suficiente?, ¿Ya te planteaste hablar con ellos?

El enojo en los padres es algo muy normal, todos lo sabemos. Y en la mayoría de casos no le tomamos mucha importancia porque asumimos que dentro de unos días ya todo será igual.

Pero, ¿Y si ese enojo de tus padres te está perjudicando gravemente? Supongamos que ya no irás a la fiesta de tu mejor amiga porque tus padres están enojados. O ya no te comprarán esa entrada para el concierto de tu artista favorito. ¿Seguirás pensando que se les pasará pronto?

En este caso, la situación se complica. Vas a perder algo, por alguna razón tus padres están enfadados contigo y ahora ese enfado te está costando algo que quieres.

¡No te vas a quedar de brazos cruzado!, tienes que solucionarlo. Y a continuación, te ayudamos a hacerlo de la manera más inteligente posible.

5 pasos para que tus padres ya no estén enfadados contigo
Lee las instrucciones y aplícalas correctamente. Si lo haces, tienes altísimas posibilidades de que tus padres dejen de estar enojados contigo.

No niegues lo evidente
Sea lo que sea que hiciste. No trates de excusarte, o aún peor; negar lo que es obvio. La mayoría de adolescente, se van por este camino, y complican la situación.

Si tus padres te encontraron tomando y te lo tenían prohibido, lo que menos puedes decir es que te obligaron, o que en realidad no estabas tomando. Que ellos se equivocan, que han visto mal y te están regañando por gusto. Eso no funcionará.

Plantéate una respuesta más integra e inteligente. Como; es cierto mamá o papá, estaba tomando, pero en primera, no lo hago siempre y segunda les puedo demostrar que solo fue un vaso. Además, esto no me está perjudicando porque no soy adicto.

Escucha sin interrupciones
No puedes evitar que tus padres te regañen, tarde o temprano lo harán, y mejor que sea temprano. Así tienes chance de disculparte pronto.

Te van a gritar, te van a hablar mal, te van a decir tu vida entera, pero tienes que escuchar y sobre todo sin ponerte grosero(a).

No tengas una actitud grosera
Para escuchar un sermón de manera tranquila y sin enfadarse, o llenar de cólera. Lo mejor es hacerte la idea de que esas palabras son producto de su enojo. Cada vez que quieras enfadarte por alguna frase que digan, solo piensa que están enfadados y que sus palabras son producto de ese sentimiento.

Expresa cómo te sientes
Es cierto, tus padres están enfadados. Pero, ¿Qué hay de ti?, ¿Cómo te sientes?, ¿En realidad te vale todo lo que digan o te duele? Quizá ellos ya lo saben, pero quieren escucharte, o tal vez no. Talvez en este momento ante ellos tengas una imagen de chico o chica rebelde.

Por eso es muy importante que expreses lo que sientes. Aunque si es odio o resentimiento es mejor no decirlo. Si quieres que de verdad te perdonen y te levanten el castigo o no te lo pongan, es mejor intentar persuadirlos con la verdad.

Todos nos sentimos mal cuando peleamos con nuestros padres, pero por vergüenza o por querer hacernos los fuertes, no lo decimos.

Ha llegado el momento de hacerlo. Busca el lugar y la hora adecuada y diles lo mal que te sientes por haberlos decepcionados, que lo más te importa es que ellos sean felices contigo. Que no pensaste en lo que hacías y que más allá del enojo que sientes ahora, está una tristeza por verlos mal a ellos.

Acepta la decisión final o ten un plan B
Tienes solamente dos caminos. El primero es aceptar el castigo que te dan, como quedarte sin ir a la fiesta o no ir al concierto por el que tanto habías esperado. Pero si haces esto, todo el trabajo anterior sería en vano, ¿te esforzaste tanto para terminar en lo mismo?

Lo mejor es tener un plan B, y esto se resume en dar una propuesta ganar – ganar. Es fácil; ofrece algo a cambio de que te levanten el castigo, por ejemplo. Cocinar una semana entera, o sacar buenas notas el trimestre. Haz que te pongan a prueba y confíen nuevamente en ti.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar