¿Qué hacer si tus padres te odian? | 10 señales y 5 consejos

Siento que mis padres me odian, ¿Qué puedo hacer? Estoy destruida. Carol (13 años)

¿Alguna vez sentiste que tus papás te odian? Parece difícil de creer, ¿Cómo podría un padre odiar a un ser que lleva su sangre? Si siempre hemos tenido la connotación de que los padres aman a sus hijos más que a nada en este mundo.

Sin embargo, en los últimos años, estamos viendo tantos casos de maltrato infantil, asesinatos y abandonos de niños, que nos ponen a pensar en qué es lo que le está pasando a la sociedad.

10 señales de que tus papás te odian
¿Sientes que tus padres te odian? Cuando eres adolescentes, es normal tener este sentimiento en un determinado momento, por ejemplo, cuando no nos dan permiso para ir con nuestros amigos, o tener novio.

Pero luego descubrimos que en realidad nuestros papás no nos odian, únicamente están velando por nuestro bienestar.

Sin embargo, hay otras ocasiones en las que sin importar como actúes, sientes que tus padres te llevan la contraria. Y te preguntas ¿Será que me odian?

A continuación, te ayudamos a descubrir si tus papás tienen un mal sentimiento hacía ti. Resaltando, que en la mayoría de casos, no es el odio lo que los hace actuar así, sino un problema psicológico.

Un padre que odia a su hijo, no está sano mentalmente.

No cumplen con tus necesidades básicas
Prácticamente no les importa si comes o no, si vistes o no, ni siquiera si vas a la escuela. Se desatienden de ti, y únicamente te mantienen por obligación y para evitar meterse en problemas con la justicia.

Están ausentes
No pasan tiempo contigo, prefieren otras cosas, como sus amigos, una salida con un amigo(a). Y las pocas veces que pasan tiempo físicamente, no están allí mentalmente, ven la televisión, están con el Mobile, o haciendo cualquier otra cosa.

No les interesa lo que te pase
Nunca te preguntan cómo estás, qué hiciste. Es como si para ellos no existieras, pasas desapercibido de sus vidas.

Si tienes algún problema, y quieres acudir a ellos para contárselo, te dicen que son tus cosas y las resuelvas tú.

Te maltratan físicamente
Tienen cierto odio hacía ti, por eso te golpean con cualquier excusa. Al hacerlo, sienten que se están desquitando. Pero, tú no eres el culpable, es un problema psicológico de ellos.

Gritan e insultan
Sin importar tu edad, siempre te están gritando o insultando. Cuando lo hacen, utilizan palabras hirientes para ti, te bajan la autoestima, te hacen llorar. Pero no les importa, además, no se disculpan después.

Desconfían de ti
Cualquier cosa que pase en casa, es culpa tuya. Te echan la culpa de todo y desconfían de tu palabra.

Prefieren creerle hasta a un vecino, que, a ti, siendo su propio hijo.

Te comparan con tus hermanos
Como siempre quieren hacerte quedar mal. Aprovechan cualquier ocasión para subestimarte, te comparan con tus hermanos, vecinos, primos, etc.

No te incluyen en sus planes
No te ven en su futuro. Posiblemente solo estén esperando a que cumplas tu mayoría de edad para que ahora si tengan 0 obligaciones legales contigo.

Cero abrazos y afecto
Nunca te dan abrazos, ni besos, no te tratan con amor, no son amables. No demuestran ni un poquito de amor contigo.

Constantemente repiten que te odian
En más de 1 ocasión, has escuchado esta palabra de sus bocas: “Te odio”. Primero pensaste que era de cólera, pero luego lo siguieron diciendo.

5 consejos para lidiar con padres que te odian
Entonces, llegaste a la conclusión de que tus papás no te quieren, es más; te odian. Y ahora, ¿Cómo lidiar con esta situación?

Si eres mayor de edad y tienes independencia económica, seguramente no estarías leyendo este artículo, porque ya te hubieras ido de tu casa.

Pero, aún vives en casa de tus papás, y para ti no es una opción valida para irte a vivir solo, a menos no en estos momentos.

Aceptar que no es tu culpa. Aunque ellos digan, que tú eres el culpable de las cosas malas que le pasan, y que siempre eres tú quien los hace enojar. En realidad, no es tu culpa. Tatúate eso.
Aceptar que tienen un problema psicológico. No tengas pena de aceptar que tus padres están enfermos psicológicamente, tampoco es culpa de ellos. En el pasado, seguramente tuvieron problemas que con el paso del tiempo han ido desencadenando esa actitud y amargura en sus corazones. Necesitan ayuda.
Acudir a un grupo de ayuda. Es importante y necesario que busques ayuda profesional. Si no cuentas con los medios suficientes, acude a un grupo social de ayuda gratuita.
Ser fuerte para sanarte. Cuando un psicólogo te ayude, tendrás que pasar por diferentes etapas para sanar la herida que tus papás dejaron en ti. En este proceso, tiene que ser fuerte para poder volver a sonreír.
Tener la valentía de ayudar o dejar. Cuando ya hayas sanado, tendrás que tomar algunas decisiones importantes. En primer lugar, podrías decidir alejarte de tus papás, sería una decisión respetable, después de todo lo que has pasado. Sin embargo, si te sientes suficiente fuerte. Puedes optar por ayudar a tus papás, aunque esto suponga un gran reto.

No hay comentarios, Escribe uno!

Tu email no se publica.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar